fbpx

MEDIDAS PARA REDUCIR GASTOS EN TU FUNERARIA

9 enero 2023
Joel Alejandro Zapata Hernández

¿Sabes a quién le pueda interesar? ¡Comparte!

Estos dos últimos años, en los que hemos vivido una pandemia, han exigido muchas adecuaciones a nuestra vida diaria. Desde reducir la comunicación a solo formas a distancia, como video-llamadas, hasta impartir clases o participar en cultos religiosos a través de una computadora. Sin embargo, después del aspecto de la salud y la convivencia, el área de la vida que quizá más se ha afectado por la contingencia ha sido la economía.

Muchas personas perdieron su empleo; varias empresas, algunas con muchas décadas existiendo, cerraron. Sin duda alguna, la austeridad se ha convertido en algo vital para que los negocios y las familias puedan seguir a flote en esta época tan exigente.

Por lo anterior, te compartimos a continuación una serie de recomendaciones para reducir gastos y ahorrar dinero en tu funeraria. Muy probablemente, algunas ya las conoces; otras, será conocimiento nuevo que te servirá.

Ahorro de energía

Ya se ha mencionado que una de las tendencias, no solo en el sector funerario, sino en todos los sectores de la vida humana, es el cuidado del medio ambiente, motivo por el cual el ahorro de energía es un tema cada vez más recurrente. Independientemente de la cuestión ecológica, ahorrar energía será una manera de reducir costos, incluso de formas que no se contemplan:

  • Tener el equipo eléctrico en las mejores condiciones: Esto suena obvio, pero no solo se trata de tener equipo moderno y seguro, sino también de reparar la mínima falla lo más rápido posible, aunque solo se trate de un foco fundido. Nos sorprenderíamos de saber la cantidad de accidentes que ocurren por tener lámparas fundidas o tintineando. Al ocurrir percances que se pueden evitar teniendo en óptimas condiciones nuestro equipo eléctrico, pueden suceder lesiones que implican gastos de recursos económicos y humanos.
  • Aprovecha la luz solar con tragaluces y ventanas amplias: Desde la construcción de nuestras instalaciones, hay que verificar que el recinto recibirá suficiente luz solar. Una vez resuelto esto, instalar tragaluces y ventanales permitirá no recurrir tanto a la luz eléctrica.
  • Usa tonos claros en las paredes: El color blanco puede que no sea bien visto en una funeraria, pero hay colores claros que sí se pueden usar y que aprovecharían al máximo la luz solar. Además, recordemos que los colores oscuros, aunque propios, culturalmente hablando, del tema de la muerte, solo harían que nuestros dolientes se sientan mal anímicamente.
  • Apuesta por abanicos: el aire acondicionado es casi una necesidad, pero en la medida de lo posible, hay que limitar su uso, utilizando la mayor parte del tiempo los abanicos.
  • Asegúrate de desconectar lo que no uses: no es raro que dejemos conectados y funcionando aparatos como el televisor, abanicos o los cargadores del celular, aumentando el consumo de luz.

Vigila los gastos grandes y pequeños

Normalmente, al hablar de ahorrar, pensamos en pequeños gastos que resultan ser superfluos. Esto es cierto; una manera de ahorrar es reducir o eliminar aquellos gastos que no son vitales. Por ejemplo:

  • Comprar desechables más baratos, eligiéndolos por su funcionalidad y no por belleza.
  • Compra marcas no tan conocidas y genéricas para hacer bocadillos, siempre y cuando no se sacrifique la calidad ni la comodidad del doliente. Botellas de agua, galletas o snack pueden adquirirse a bajo precio.
  • Recicla en lo que puedas, como hojas de máquina.
  • Imprime usando el menor número de hojas; mientras se mantenga el aura profesional, puedes escribir usando un tamaño de fuente menor y un interlineado sencillo, para ahorrar en hojas.

Así mismo, debes vigilar los gastos grandes. Los proveedores son uno de los gastos más fuertes; por eso, debemos buscar contratos que nos permitan mantener precios estables durante un largo plazo. Además, no hay que dudar en buscar mejores opciones para reducir costos o en negociar con los proveedores que ya tenemos para ahorrar dinero.

En este mismo tenor, es saludable revisar qué actividades se hacen con regularidad, pero no diariamente. Por ejemplo, qué actividades se hacen cada dos semanas o mensualmente. En esos casos, una manera de ahorrar es no tener un área para hacer tales actividades, pagando un salario mensual por algo que se hace cada cierto tiempo. En esos casos, es mejor contratar temporalmente otra empresa o personal para hacer actividad. Variando un poco esta idea y retomando el concepto de adquirir productos y materiales baratos, recuerda que habrá muchas cosas en un funeral que no se desea conservar, como los arreglos de flores. Mientras se respete la calidad y el profesionalismo, se puede optar por asociarse con florerías (u otras empresas) que hagan sus productos a bajo costo; también se puede optar por colocar plantas artificiales en nuestra funeraria.

Finalmente, es necesario mantener actualizado el inventario. Así siempre se tendrá equipo en el momento que se necesite, sin tener que hacer compras de pánico, que podrían ser caras debido a la premura.

Cómo podrás ver, a veces los pequeños detalles hacen la diferencia en una economía estable. Los gastos más pequeños y cotidianos suelen ser los que más afecten las finanzas, debido a que, como son cotidianos, los asumimos como algo normal. Es necesario mantener los ojos abiertos para lograr reducir costos.

¿Qué opinas?

Artículos Relacionados

INVERSIONES RELÁMPAGO POR COVID19

En México la contingencia sanitaria por el COVID 19, represento un gran desafío para las empresas funerarias, el incremento de demanda en los servicios funerarios, en las cremaciones en específico;...

REPATRIACIÓN DE FALLECIDOS: LO QUE DEBES SABER

En México existe una canción muy popular, cuya autoría se atribuye Jesús Monge Ramírez, más conocido como Chucho Monge, que en su coro posee versos que rezan así: México, lindo y querido, si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido y que me traigan a ti....

Plastinación de Cadáveres

La muerte no es algo ocasional, periódico o puntual, es parte de la propia existencia del ser humano y como tal todos tenemos que pasar por este momento. ¿Te has imaginado la posibilidad de que 100 años después de tu muerte tu cuerpo continúe intacto? Pues ahora es...

por

Joel Alejandro Zapata Hernández

Hagamos networking y conectemos en redes sociales

Total
0
Share